Instrumento

Resumen

Dado el impacto de amplio alcance que tiene el cuidado infantil en grupo sobre el desarrollo de los niños pequeños, la necesidad de medir la calidad de los programas de cuidado infantil es ampliamente reconocida por los creadores de políticas y los profesionales de la infancia temprana.

La escala de valoración del programa para el cuidado infantil (PITC PARS, por sus siglas en inglés) es un instrumento que se utiliza para medir los aspectos esenciales del cuidado infantil en grupo: desde las interacciones del cuidado infantil hasta el entorno físico, las políticas del programa y las estructuras administrativas. El instrumento les permite a los observadores evaluar la medida en que los programas de cuidado infantil en el hogar y en centros promueven un cuidado sensible, basado en las relaciones, para los bebés y niños pequeños (edades 0-3).

Los evaluadores utilizan el PITC PARS para medir cómo los programas apoyan el desarrollo socio emocional, cognitivo, lingüístico y físico de los niños pequeños. El instrumento les permite a los evaluadores llevar a cabo una evaluación con múltiples métodos, incluyendo observación directa, entrevista y revisión de materiales del programa, para medir las interacciones de cuidado del programa, el entorno de cuidado, las políticas del programa y las estructuras administrativas.

Descargar el instrumento PITC PARS (disponible próximamente).

El instrumento PITC PARS fue diseñado para reflejar estudios académicos sobre las dimensiones importantes de los programas de cuidado para bebés y niños pequeños.

Un estudio reciente1 que evaluó las propiedades psicométricas del PITC PARS, esto es, qué tan válido y confiable es al medir la calidad de un programa, demostró que el instrumento mide dimensiones distintas, aunque relacionadas, de la calidad del cuidado infantil global. El estudio sugirió que el PITC PARS les ofrece a los programas de cuidado infantil una manera efectiva de documentar sus esfuerzos para mejorar la calidad.

1Mangione, P. L., Kriener-Althen, K., & Marcella, J. (2016). Measuring the multifaceted nature of infant and toddler care quality. Journal of Early Education and Development 27(2), 149–169.

El PITC PARS está diseñado para reconocer las muchas facetas del cuidado temprano sensible basado en las relaciones. Por lo tanto, el instrumento califica a los programas basándose en cinco componentes principales de la calidad del cuidado infantil para los bebés y niños pequeños. Estos componentes se denominan subescalas, cada una consiste de varios elementos y subelementos que permiten la evaluación de los aspectos clave del programa.

El PITC PARS presenta un enfoque basado en las fortalezas para medir la calidad del programa. Todos los elementos y subelementos se redactan de manera positiva, enfocándose en los aspectos de un programa de cuidado infantil que apoye el bienestar, el aprendizaje y el desarrollo de los niños pequeños.

Evalúa el grado de respuesta de las interacciones individuales de las maestras con los bebés y niños pequeños en su cuidado.
Elementos de la subescala I:
• A. Respuesta y sensibilidad a las acciones del niño
• B. Tono positivo y atención
• C. Intervención y compromiso
• D. Respeto por las iniciativas y las elecciones de los niños
• E. Facilitación del aprendizaje y desarrollo cognitivo
• F. Uso del lenguaje y la comunicación del adulto
• G. Apoyo del adulto al desarrollo del lenguaje y la comunicación de los niños

Evalúa en qué medida las prácticas del cuidado infantil, el entorno del cuidado y las políticas del programa reflejan  las prácticas familiares y culturales tanto como las necesidades individuales de los niños.
Elementos de la subescala II:
• A. Relaciones con las familias
• B. Comunicación con las familias
• C. Cuidado sensible a la cultura
• D. Cuidado de asistentes o suplentes (únicamente cuidado infantil en el hogar) o personal representativo (únicamente centro de cuidado infantil)
• E. Integración de los niños con discapacidades u otras necesidades especiales

Evalúa la medida en que la estructura, los procedimientos y las prácticas del programa proporcionan un fundamento sólido para proporcionar un cuidado sensible y satisfacer las necesidades individuales de los bebés y niños pequeños.
Elementos de la subescala III:
• A. Cuidado principal
• B. Continuidad de cuidado
• C. Seguimiento de las planificaciones individuales de los niños 
• D. Tamaño y estructura del grupo

Evalúa en qué medida el programa proporciona entornos interiores y exteriores que apoyen las necesidades del desarrollo y el aprendizaje infantil.
Elementos de la subescala IV:
• A. Disposición del espacio de cuidado infantil
• B. Oportunidades para explorar
• C. Oportunidades para moverse
• D. Seguridad de los materiales para jugar y el entorno
• E. Limpieza del entorno y los materiales para jugar
• F. Comodidad de los niños y los adultos
• G. Reducción de los estímulos

Evalúa la medida en que las rutinas cotidianas del cuidado infantil y los procedimientos del programa promueven la seguridad y la salud infantil.
Elementos de la subescala V:
• A. Rutinas de alimentación seguras y saludables
• B. Cambio de pañales y uso del baño seguros y saludables
• C. Siestas seguras y saludables
• D. Registro e intercambio de información